“¿Qué hacen estos argentinos en Dakota del Norte?”


Colgador CTJ - Torre de Perforación
Operación de Fractura en Mandaree Warrior, ND- Bakken Basin

Era verano, pleno enero, mucho calor y Adrián, a punto de tomarse vacaciones. Pero todo cambió con ese llamado telefónico.

Jason Pitcher, Gerente de Desarrollo de Negocios de Moto Mecánica, estaba en Dakota del Norte presentando nuevas soluciones desarrolladas por MMA y cómo las mismas podían integrarse a los próximos servicios que debía prestar Sandpro, la empresa de servicios petroleros con base en EEUU. En esa charla, mencionó nuestro equipo mLine que estaba en desarrollo en Argentina y el cliente pensó que era muy apropiado para acompañar el servicio que comenzaba en las próximas semanas.

En Argentina, el equipo de ingeniería estaba finalizando el desarrollo del mLine:  un sistema de conexionado 100% bridado entre stack de fractura y zipper manifold, apto para caudales máximos de bombeo de 120 BBL/min cuyo diseño logra reducir significativamente los tiempos de montaje y desmontaje mientras que hace la operación más segura. Este equipo había sido diseñado para la cuenca neuquina, con pozos de mayor profundidad y presiones mayores a las de Dakota del Norte. Para poder utilizarlo en Estados Unidos, debíamos hacer cambios en el diseño para que pudiera funcionar en esas particulares condiciones. Y ponerlo en Dakota del Norte en 13 días, era algo imposible por la demora en su envío. Esto acotaba mucho las alternativas. No era algo simple. Estábamos hablando de 50 toneladas de material. La única posibilidad era conseguir una fuente de suministro confiable en EEUU o Canadá. Aceptamos el desafío y nos comprometimos a hacerlo.

El objetivo era en 13 días. A 10.000 km de distancia.
Un equipo diseñado y fabricado por MMA pero que no se podía fabricar en MMA.
Una locación compleja y desafiante.

Restaban 12 días para la instalación en campo. Contra reloj y luego de una intensa investigación, localizamos un proveedor en Canadá capaz de cumplir nuestro estándar y tiempo de fabricación. Al mismo tiempo, comenzamos a resolver la ingeniería de las piezas que debían entrar en proceso de fabricación en el exterior y les dimos instrucciones precisas al fabricante en Canadá para la puesta en marcha del proceso. 

4 días antes de la fecha comprometida, el 26 de enero, Andres Pardiez y Adrián Bucciarelli llegaron a Dakota del Norte al mismo tiempo que las piezas provenientes de Canadá.

3 días antes de la fecha programada, a las 6 de la mañana, se inició el montaje previo en taller. Los ensayos en taller finalizaron al día siguiente, 28 de enero, a las 4 de la mañana. Todo estaba en orden y ya podíamos avanzar con la instalación. 

Faltando 2 días, se inició el primer montaje del sistema mLine en campo. La temperatura era de -40°C, haciendo que los tiempos de exposición para el montaje eran muy reducidos. Allí uno de los ingenieros del cliente, escuchó a nuestros ingenieros y pareció identificar de donde éramos. Su cara lo decía todo. Era algo así como “¿Qué hacen estos argentinos en Dakota del Norte?”. 

Con el montaje finalizado, el primer hito de nuestro objetivo estaba cumplido. Ahora debíamos asegurar la integridad del sistema, por lo que se iniciaron las pruebas hidráulicas con 3.000 Litros de agua. Ya eran las 3 de la mañana del 29 cuando se logró comprobar la estanqueidad del equipo, cumpliendo con el segundo hito de este desafío. Ahora faltaba comprobar lo más importante: que el equipo funcionase.  El servicio de fractura constaba de 4 pozos con un promedio de 3.050m de profundidad y 2.750m de longitud horizontal, en los que se debía realizar 65 etapas de fractura por pozo. Los caudales de bombeo eran de 110 BBL/min a 10.000 PSI, inyectándose 250 ton de arena por etapa. Estos parámetros de servicio representaban una alta exigencia para cualquier equipamiento. 

Y funcionó. Habiendo realizado los controles operacionales, el mLine quedó instalado y funcionando. Fueron 35 días de operación, a un promedio de 8 etapas de fractura por día. Para Adrián el éxito de la operación fue muy importante. Tanto como ver desde Berthold, en Dakota del Norte como Racing, con 9 jugadores, le ganaba a Independiente.

La dedicación, el trabajo en equipo y la creatividad para lograr una solución, permitió cumplir con el objetivo, más allá de los 10.000 km de distancia, -40 grados de temperatura y sólo 13 días para fabricar y poner en marcha el mLine. Todo un éxito. Un equipo en Argentina cuyo diseño logra reducir significativamente los tiempos de montaje y desmontaje, aumentando el caudal de bombeo, mientras que hace la operación más segura, probado por primera vez en Dakota del Norte y próximo a formar parte del paisaje de la cuenca neuquina.

Colgador CTJ
LOCACIÓN
Bakken Basin
PRODUCTO UTILIZADO
mLine
Sistema de conexión integral para Fracturamiento hidráulico
Información técnica
El nuevo equipo disponible: mLine
Colgador CTJ - Torre de Perforación

El desarrollo del mLine se ha centrado en la durabilidad del equipo para manejar operaciones de fractura más intensas, estos avances tecnológicos mejoran su vida útil y la simplicidad de su montaje.

MLine es un sistema de conexionado 100% bridado, apto para caudales máximos de bombeo de 120 BBL/min y diseñado hasta15.000 PSI de presión de trabajo. Reduciendo los tiempos de montaje y desmontaje en mas del 50% con respecto a las instalaciones tradicionales y eliminando mas de 80% conexiones tipo Weco.

Colgador CTJ - Torre de Perforación

Todas sus conexiones son según la norma API 6A utilizando herramientas convencionales y valores de torques recomendados y conocidos.

En el desarrollo de pozos no convencionales surge también la necesidad de contar con un método de diseño que tenga en cuenta la erosión en los trabajos de fractura hidráulica, ya que los elevados caudales de inyección o producción de fluidos con arena ponen en riesgo la integridad de tuberías y herramientas por procesos erosivos.  El mLine consta de una cámara de amortiguación con un diseño hidrodinámico el cual reduce la erosión en un 80% y extiende de gran forma su vida útil.

El sistema brinda una mayor eficiencia en operaciones de fractura en una locación más limpia y reduce la probabilidad de NPT a un índice mínimo.

Si desea información puede contactarnos aquí.

Historias que generan valor es una nueva forma de comunicar lo que hacemos. En forma periódica, publicaremos historias que reflejan momentos de vida de los integrantes de Moto Mecánica tratando de contribuir con nuestros clientes a lograr mayor valor en lo que hacen. Y queremos hacerlo contando las historias que están detrás de nuestras decisiones de negocios y de nuestras soluciones.

Es sólo un ejemplo de cómo Moto Mecánica está ayudando hoy a sus clientes a mejorar la producción, a reducir costos y a innovar en sus procesos productivos.


© 2020 Moto Mecánica Argentina S.A.